martes, 18 de diciembre de 2012

¡ Vive !



Conserva lo que tienes...  Olvida lo que te duele... Lucha por lo que quieres... Valora lo que posees... Perdona a los que te hieren y disfruta a los que te aman. Nos pasamos la vida esperando que pase algo... Y lo único que pasa es la vida, no entendemos el valor de los momentos, hasta que se han convertido en recuerdos. Por eso, haz lo que quieras hacer, antes de que se convierta en lo que te " gustaría " haber hecho. No hagas de tu vida un borrador, tal vez no tengas tiempo de pasarlo en limpio... 
" Vive  el hoy como si fuera tu último día en la vida "

No culpes a nadie...


Nunca culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie porque tú, fundamentalmente, has hecho tu vida. Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar corrigiéndote... El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error, nunca te quejes de tu ambiente o de los que te rodean.

Hay quienes en tu ambiente supieron vencer. Las circunstancias son buenas o malas según tu voluntad y la fortaleza de tu corazón, aprende a convertir toda situación difícil en un arma para triunfar... No te quejes por tu pobreza o por tu salud o por tu suerte; enfréntalas con valor y acepta que de una manera u otra, son el resultado de los actos y la prueba que has de ganar.

No te quejes por falta de dinero, porque abunda en muchísimas partes a través del trabajo, no te amargues con tus fracasos ni se los cargues a otros... Acéptalos, ahora o siempre seguirás justificándote como un niño, recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para "claudicar".

Empieza ahora mismo.
Deja ya de engañarte. Eres la causa de ti mismo, de tu tristeza, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso o de tus éxitos, alegrías y paz... Sí, tú has sido el ignorante, el vicioso, el irascible, el desobediente, el irresponsable, el torpe. Tú únicamente tú, nadie pudo haberlo sido por ti.

La causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro será tu presente. Aprende de los fuertes, de los activos, de los audaces, imita a los valientes, a los enérgicos, a los vencedores, a quienes vencieron a pesar de todo. Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin alimento morirán. Aprende a nacer nuevamente desde el dolor, y a ser más grande que el más grande de los obstáculos.

Dentro de ti hay un hombre que todo puede hacerlo... Mírate en el espejo de ti mismo, comienza a ser sincero contigo mismo. Reconócete a ti mismo, serás libre y fuerte y dejarás de ser títere de las
circunstancias... Porque tú mismo eres tu destino, y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.

Levántate, mira la mañana llena de luz del amanecer, tú eres parte de la fuerza de la vida; despiértate, camina, lucha, decídete y triunfarás en la vida...

Cuando...


Cuando estás arriba, tus amigos saben quién eres... Cuando estás abajo, tú sabes quienes son realmente tus amigos... No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu sombra te abandona cuando estás en la oscuridad... Aprende a apreciar lo que tienes antes de que el tiempo te enseñe a apreciar lo que tuviste... Nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando... No esperes el momento perfecto, toma el momento y haz lo perfecto. La vida tiene cuatro sentidos: amar, sufrir, luchar y ganar. El que ama sufre, y el que sufre lucha... Y el que lucha gana..

Muchas veces tratamos de estar en paz con todos los que nos rodean, pero por mucho que intentemos llevarnos bien con todos, no crear conflictos y provocar problemas, siempre hay un alguien de nuestro entorno que habla mal de nosotros... Pero eso no te debe preocupar, siempre habrá a quien no le gusta como somos, no te vuelvas una persona triste o abatida por ese tipo de amistades, deja pasar el tiempo que es el mejor juez y verás que las cosas caerán por su propio peso…

La alegría


La alegría es el don más preciado del universo, el más autentico, el más espontáneo, el único que se da sin esperar nada a cambio, solo por el placer que provoca, no es egoísta ni envidioso, no lastima sino que se contagia.

La alegría es el fruto de un instante conectado con lo divino, es la respuesta de la presencia de Dios en el mundo. No sólo se ve reflejada en la sonrisa de los hombres sino que es una manifestación del canto de la naturaleza.

La alegría tiene el poder de sanar al enfermo, consolar al que se siente vacío y despertar al que muere en vida; es tan deseada, que los seres humanos, con tal de poseerla, son capaces de pagar cualquier precio y confundirla con el placebo que dan los vicios y se olvidan de que la auténtica alegría está simplemente en percibir la presencia de Dios en todas las cosas y en todos los lugares.

La alegría no necesita explicación porque Dios no se explica a sí mismo. No tienes que buscarla, tú ya la conoces...
¡No dejes que nunca se vaya de tu lado!

lunes, 17 de diciembre de 2012

Porque lo eres todo...


El amor es hermoso y lo es aún mas si eres correspondido... Te amo... Rubén. G. M. Gracias a ti el sol de mis días siempre es el mas hermoso y aún cuándo esta nublado tu lo haces resplandecer, eres la sangre que corre por mis venas, el aire que respiro, la luz de mis ojos, eres mi fuente de vida, mi razón de ser, mi inspiración, la persona por la que quiero ser mejor todos los días y a Dios le doy las gracias por haberte puesto en mi camino y solo te puedo decir que por siempre te voy a amar...

Y porque se que la vida es solo un instante que puede ser tan efímero, es que quiero pasar mi vida al lado tuyo Rubén... Y si Dios me lo pudiera conceder le pediría que ese momento lo pudiera vivir eternamente a tu lado después de esta vida... Porque un amor como el que encontré a tu lado solamente se da una vez y para siempre... Por siempre te amo, eres mi paraíso en este mundo, y si a tu lado estoy después de esta vida... Mi paraíso y felicidad serán eternos.

sábado, 8 de diciembre de 2012

El adiós



Quizás escribirte estas lineas sea inútil, quizás no; no sé cómo lo vayas a tomar pero igual creo que no le darás importancia, como todo lo que digo y hago, jamás te importó.

Siempre he creído que "adiós" es una palabra muy fuerte, que se debe pensar más de dos veces antes de decirla y, créeme, Es difícil, por muchas razones se me hace tan difícil hacer esto, quizás porque tengo miedo o porque no tengo las palabras adecuadas, pero creo que la razón más válida es porque siempre es difícil decir adiós. Y ya lo pensé demasiado, pensé en todo, absolutamente todo, hasta en el detalle más idiota e insignificante que te puedas imaginar...

Hice todo lo posible y hasta lo imposible por tratar de que estuviéramos bien, pues bueno, te tengo una noticia: no lo logré. Como siempre, fracasé. Como siempre, me jodí. Como siempre, lo eché a perder. Pero ¿sabes? no todo fue culpa mía, y creo que aquí es cuando tendrías que hacer un examen de conciencia, y abrir los ojos, darte cuenta que tanto tú como yo cometimos errores, los mismos. Exactamente los mismos errores.

Creí que a éstas alturas de nuestras vidas habíamos logrado alcanzar un grado de madurez razonable, pero veo que no, al menos en ti no noto ningún cambio para bien, porque para mal si y muchos. ¿Quieres que los enumere o prefieres hacerlo tú solo?

De mi, bueno, de mi te podría decir una y mil cosas buenas y malas, pero solo te diré unas cuantas, lo que considere necesario y punto. Empezamos desde el día que te conocí, la segunda vez para ser más exactos.

No te voy a decir que fue amor a primera vista porque mentiría, pero si puedo decir de todo corazón que siempre me pareciste una persona especial, especial en el sentido de que eras una persona honesta, limpia, de carácter difícil pero creí poder lidiar con eso. Primero fuimos amigos, ¡y qué amigos! Fuiste muy lindo conmigo y eso siempre te lo voy a agradecer, así que por ese lado puedes estar tranquilo, no te desearé ningún mal.

Los besos que te dí siempre fueron sinceros, los te amo los sentí y cada te amo fue puro, lo más apabullante que llegué a sentir por alguien. Jamás te falté con el pensamiento, y el día que lo hice tiré todo a la mierda. Sufrí como la tonta que fui, grité como jamás tendrás idea y lloré de dolor y frustración hasta quedarme dormida. Nos dimos una y mil oportunidades porque lo creímos prudente y, al menos yo, pensé que se podría salvar nuestro matrimonio. ¡Qué manera de equivocarse la mía! Otra vez fracasó, otra vez todo se fue por el caño.

Supongo que de ese día a la fecha recuerdas perfectamente lo que pasó. Como todos tuvimos nuestras peleas, pero igual muchas reconciliaciones. Nos gritamos, nos ofendimos, nos abrazamos, nos besamos, caminamos de la mano y también corrimos, hicimos planes, los deshicimos y los volvimos a hacer.
Viste cómo crecía mi ilusión día a día mientras tú te mantenías en silencio. De mi escuchaste: vamos a, seremos, estaremos, tendremos; de ti escuché: quiero, voy a, tendré, estaré. Siempre en singular, siempre sin contarme, siempre con tu estúpido egoísmo a flor de piel. 

Te dejé libre, te dejé volar, te dejé experimentar y lo hiciste. ¿Sabes qué hacía yo mientras tú volabas? Me hundía. Poco a poco, sin darme cuenta fui cayendo en un profundo agujero negro, y mientras caía lloraba, y mientras lloraba, me preguntaba una y otra vez ¿por qué?. Eso es lo único que jamás te perdonaré: haber hecho polvo mi corazón y haber tirado a la mierda las ilusiones de hacer una vida junto a alguien, de compartir buenos momentos y también malos, de crecer en pareja, de labrar caminos, de ser simplemente feliz.

Hoy sé que todo eso valió la pena, que cada lágrima que derramé tuvo su recompensa porque precisamente hoy me dí cuenta de que ya no te quiero a mi lado. Perdóname, pero te lo ganaste a pulso.

¿Acaso alguna vez te pedí mas de lo que pudieras darme? no lo creo, siempre te pedí amor, que me amaras como yo te amaba, me respetaras y me hicieras feliz, eso es nada más para que te des cuenta con que poca cosa me conformaba, pero nunca pudiste o nunca quisiste dármelo. Siempre estuvieron tus rencores en medio de los dos, siempre estuvo la sombra de mis errores presente, nunca te encargaste de desaparecerla al tiempo que yo corría a gritos la sombra de los tuyos. En tolerancia definitivamente me saqué un 10, fuera de eso, perdóname por no haber sido una buena esposa y haberte dejado, alguien que se mereciera un poquito de tu amor, pero recuerda que soy humano, y los humanos de vez en cuando cometemos errores.

Solo quiero pedirte un favor, un último favor (y es aquí en donde toman sentido los primeros 3 párrafos): ayúdame a ser feliz, prometo que en ésta ocasión todo será mucho más sencillo: solo tienes que olvidarte de mi. Borra mi número de tu celular, elimíname de tu vida, borra de tu cabeza que existo, que algún día nos conocimos; para tu fortuna ya no tienes por qué sentir una obligación hacía mi, ya no tienes por qué llamarme ni por qué buscarme, supongo que lo que teníamos que decirnos ya fue dicho. Ya no hay pretextos para que me llames, eres totalmente libre. Libre de ser lo que quieras ser, libre de salir con quién desees sin tener que dar pausadas explicaciones innecesarias, libre de correr, volar o caminar, como tú lo prefieras; libre de mi.

Yo por mi parte, sonreiré cada día un poquito más, seré mas paciente con la gente que me rodea, seré una mejor persona, me superaré y poco a poco limpiaré mis heridas para poder a amar al gran amor que llego a mi vida, Rubén. Y si algún día nos encontramos en la calle, regálame una sonrisa porque solo el destino sabe cuándo nos volverá a reencontrar, si notas tristeza en mis ojos, no te detengas a preguntar porque yo no me detendré a responder pero, si notas un gesto de rencor en mi mirada, entiéndeme, nunca nadie dijo que arrancar tantos sentimientos de raíz fuera tan sencillo.

Tiempo al tiempo y el nuestro ya caducó. Por mi parte es todo, espero y confío en que me ayudarás. Preguntas no hago, aún no estoy lista para escuchar la verdad.

¿Ves como si es difícil decir adiós?

Reflexión


EL BUITRE

Si pones un buitre en un cajón que mida 2 metros por 2 metros y que este completamente abierto por la parte superior, esta ave, a pesar de su habilidad para volar, será un prisionero absoluto. La razón es que el buitre siempre comienza un vuelo desde el suelo con una carrera de 3 a 4 metros. Sin espacio para correr, como es su hábito, ni siquiera intentará volar sino que quedará prisionero de por vida en una pequeña cárcel sin techo...

EL MURCIÉLAGO

El murciélago ordinario que vuela por todos lados durante la noche es una criatura sumamente hábil en el aire, pero no puede elevarse desde un lugar a nivel del suelo. Si se lo coloca en el suelo en un lugar plano, todo lo que puede hacer es arrastrase indefenso y sin duda dolorosamente, hasta que alcanza algún sitio ligeramente elevado del cual se pueda lanzar a si mismo hacia el aire... Entonces, inmediatamente despega para volar. 

LA ABEJA.

La abeja al ser depositada en un recipiente abierto, permanecerá allí hasta que muera, a menos que sea sacada de allí. Nunca ve la posibilidad de escapar que existe por arriba de ella, sin embargo persiste tratando de encontrar alguna forma de escape por los laterales cercanos al fondo.Seguirá buscando una salida donde no existe ninguna, hasta que completamente se destruye a si misma.

LAS PERSONAS: 

En muchas formas, somos como el buitre, el murciélago y la abeja obrera. Lidiamos con nuestros problemas y frustraciones, sin nunca darnos cuenta que todo lo que tenemos que hacer es ver hacia arriba.

Esa es la respuesta, la ruta de escape y la solución a cualquier problema.

Solo mira hacia arriba.

LA TRISTEZA MIRA HACIA ATRÁS.
LA PREOCUPACIÓN MIRA ALREDEDOR.
LA DEPRESIÓN MIRA HACIA ABAJO.
PERO LA FE .....
LA FE MIRA HACIA ARRIBA.

Amor verdadero es...


Un verdadero amor es quien te acepta como eres, quien te ayuda a ser mejor... Es alguien que te levanta el ánimo cuando lo necesitas, es alguien con quien se puede bromear sin que te enojes, es alguien que se acuerda de ti cuando reza, es alguien que te quiere por lo que eres y no por lo que tienes ni por lo que sabes... Es alguien que no se queda mirando, sino que te lleva a mirar juntos en la misma dirección, es alguien que se interesa por tus cosas, aunque sean pequeñas, es alguien que se acuerda de ti cuando tu no estas y no te deja cuando fracasas, es alguien que comparte tu soledad y tu tristeza, así como tus alegrías y tus sonrisas... Es alguien que trata de entenderte, es alguien que sé lanza contigo a correr riesgos y que nunca te negará su ayuda cuando la necesites .

viernes, 7 de diciembre de 2012

Gracias Rubén...


Gracias Mi Amor... Por estar conmigo, por ser como eres, por regalarme lo bueno o malo de ti... Perdón si te he ofendido, si alguna vez te he humillado y si en algún momento yo me equivoque quiero que sepas que soy humana y que como tal tengo muchos defectos, pero con todo y ellos yo te amo... Quiero estar a tu lado por siempre porque no podría soportar estar lejos de ti, porque te amo y siempre te he de amar.

Quiero ser para ti, tu eterna compañera, me gusta sentirme protegida y amada por ti, me aceptas con mis errores y me ayudas a corregirlos. Día con día alimentas con delicadeza nuestro amor, para mi tu amor tiene mas valor que todo el dinero del mundo, me das la libertad de hablar de decir lo pienso y quiero, no me juzgas y mucho menos me ofendes, siempre estas dispuesto hacer mi refugio cuando me siento amenazada o insegura sabes mis debilidades pero jamás te aprovechas de ellas, amo tu entusiasmo y tu manera de ver la vida porque la vives intensamente, desde antes de conocerte ya sabia de tu existencia, por eso cuando te encontré supe que te amaría intensamente y no tengo miedo de amarte, porque se que me amas de la misma manera en que yo lo hago.

Te encontré y no pienso perderte jamás... Para mi el hombre mas perfecto en la vida es, Rubén. G. M.

" GRACIAS POR SER PARTE DE MI VIDA Y UNA GRAN FIGURA PATERNA PARA MIS HIJAS"

miércoles, 5 de diciembre de 2012

¿Como vestirás en navidad?


Las preocupaciones de navidad: Que vamos a cenar, que vamos a regalar, que nos vamos a poner... Pero has pensado que si esta fuera tu última navidad, como has preparado el equipaje que llevas en tu alma, esta bien condimentado con buenas obras, estará adornado con listones de colores que digan los nombres de quienes amas o mas aún de que color será el vestido de tu alma... En estos días que recordamos el nacimiento del SEÑOR JESÚS, en estos días que faltan para terminar el año, hagamos un examen de conciencia y cambiemos lo que sabemos que hacemos mal, que tu amor y tus buenas obras sean lo que adornen tu navidad...

Si tienes tristeza, ¡Alégrate! La Navidad es GOZO.

Si tienes enemigos, ¡Reconcíliate! La Navidad es PAZ.
Si tienes amigos, ¡Búscalos! La Navidad es ENCUENTRO.
Si tienes pobres a tu lado, ¡Ayúdalos! La Navidad es COMPARTIR.
Si tienes soberbia, ¡Sepúltala! La Navidad es HUMILDAD.
Si tienes maldad y pecado, ¡Arrepiéntete y cambia! 
RECUERDA....La Navidad es CONVERSIÓN Y GRACIA.
Si tienes tinieblas, ¡Enciende tu farol! La Navidad es LUZ.
Si tienes errores, ¡Reflexiona! La Navidad es VERDAD.Si tienes resentimientos, ¡Olvídalos! La Navidad es AMOR.


¿Que es la navidad ?


Es Cristo, la dulzura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro. Es el deseo más genuino de que cada taza reboce de bendiciones ricas y eternas, y de que cada camino nos lleve a la paz, a disfrutar de la vida con las pequeñas cosas que ésta nos ofrece, a dar lo mejor de nosotros.
Tiende tu mano al desamparado, ofrece tu hombro al acongojado, comparte y devuelve a la vida y al Supremo todo lo que has recibido, tú sabes que dar es lo que realmente muestra la grandeza de tu corazón... Eso es la navidad...

" MUY FELIZ NAVIDAD ... Y PROSPERO AÑO 2013 PARA TODOS "



martes, 4 de diciembre de 2012

2012 - 2013


Ya esta por cerrarse el año, muchas cosas dejare atrás y muchas cosas hermosas llegaron a mi vida, llego el amor y junto con el nuevas esperanzas, nuevos bríos, alegrías y también muchas tristezas, acompañadas de la melancolía que me dio el dejar lo que por muchos años consideré lo que erróneamente creí era un hogar... Este año 2012 me ha dado muchas satisfacciónes, he aprendido que el amor es lo mas importante que debe de existir en nuestras vidas y que lo material es solo eso algo que nos brinda una estabilidad para vivir bien, pero que muchas veces no, nos da la felicidad que da el sentir la armonía y el amor que es lo debe de existir en un hogar...

Este año me dejo sentir el miedo de que mi hija recayera en salud, pero también me dio la oportunidad de seguirla viendo estable, mi hijo se caso y espero hacerlo yo también con el hombre que amo así que este año me dejo sentir lo agridulce que es la vida, pero sobre todo se que el amor puede vencer todos los obstáculos y problemas que se presenten a futuro, porque aunque se presenten a gran escala, el amor y el apoyo que me da el hombre que amo harán que sean tan pequeños e insignificantes que no podrán empañar la felicidad que encontré al lado de mi gran amor... Rubén, gracias a todas esas personas que han estado a mi lado en los momentos mas críticos de mi vida, a mis padres, pero sobre todo a " mi madre " a mis hermanos, amigos y conocidos esos, que han estado siempre y en todo momento, a los nuevos amigos que la vida me dio la oportunidad de conocer en este año y a todas las personas que de alguna manera me han podido conocer a través de lo que escribo y que considero parte de mis amigos virtuales...

Gracias también a aquellas personas que de alguna manera me hicieron daño, porque gracias a ustedes supe que no soy tan débil como yo creía, y lejos de hacerme un daño fue todo lo contrario me hicieron crecer como ser humano... Pero mi mayor agradecimiento es hacia Dios, porque el me ha permitido ser la que ahora soy y vivir lo que he vivido, llamense fracasos o triunfos, ojala todos y cada uno de ustedes se den un tiempo de reflexión para mejorar en los errores cometidos no solamente durante este año, si no de toda su vida, así que... Espero ver llegar el último día del año con mucha buena vibra, para recibir de igual forma el nuevo año 2013...

LA FELICIDAD NO ES CUESTIÓN DE SUERTE, ES MAS BIEN DE ACTITUD...

viernes, 30 de noviembre de 2012

A mis hijos



Porque nada en este mundo se compara con el amor que solo una madre les puede dar a sus hijos... Los amo, Daniel, Nayeli Monthserrat y Karol Michelle, pese a que cada uno de ustedes crean que amo mas a uno que al otro a excepción de ti mi Karito hermosa, luz de mis ojos, estrella de mi cielo, sol de mis días...

martes, 27 de noviembre de 2012

La roca


Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y apareció Dios.

El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas.

El hombre hizo lo que el Señor le pidió, día tras día. Por muchos años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas... Y esta no se movía.

Todas las noches el hombre regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano. Como el hombre empezó a sentirse frustrado Satanás decidió entrar en el juego trayendo pensamientos a su mente: has estado empujando esa roca por mucho tiempo, y no se ha movido.

Le dio al hombre la impresión que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un fracaso. Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y desilusión.

Satanás le dijo: por qué esforzarte todo el día en esta tarea imposible.

Solo haz un mínimo esfuerzo y será suficiente.

El hombre pensó en poner en práctica esto pero antes decidió elevar una oración al Señor y confesarle sus sentimientos: "Señor, he trabajado duro por mucho tiempo a tu servicio. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste, pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro. ¿Qué pasa? ¿Por qué he fracasado? ".

El Señor le respondió con compasión: Querido amigo, cuando te pedí que me sirvieras y tu aceptaste, te dije que tu tarea era empujar contra la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras. Tu tarea era empujar.

Ahora vienes a mi sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero ¿en realidad fracasaste? Mírate ahora, tus brazos están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presión, tus piernas se han vuelto duras. A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores que las que tuviste alguna vez.

Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y empujar para ejercitar tu fe en mi. Eso lo has conseguido. Ahora, querido amigo, yo moveré la roca.

Algunas veces, cuando escuchamos la palabra del Señor, tratamos de utilizar nuestro intelecto para descifrar su voluntad, cuando en realidad Dios solo nos pide obediencia y fe en él. Debemos ejercitar nuestra fe, que mueve montañas, pero conscientes que es Dios quien al final logra moverlas.

Cuando todo parezca ir mal... Solo ¡EMPUJA!
Cuando estés agotado por el trabajo... Solo ¡EMPUJA!
Cuando la gente no se comporte de la manera que te parece que debería... Solo ¡EMPUJA!
Cuando no tienes más dinero para pagar tus cuentas... Solo ¡EMPUJA!
Cuando la gente simplemente no te comprende... Solo ¡EMPUJA!
Cuando te sientas agotado y sin fuerzas... Solo ¡EMPUJA!
Hay rocas imposibles de mover o de cambiar. Tal vez ESA no es nuestra misión.
Hay veces que parece que hacemos grandes esfuerzos, y no avanzamos, pero tarde que temprano llega la recompensa, Dios solo quiere que nuestra fe se fortalezca.

El poder de las palabras


Una palabra irresponsable:
Puede encender discordias y fuegos difíciles de apagar…
Una palabra cruel:
Puede arruinar y derribar todo lo que se había edificado en una vida…


Una palabra de resentimiento: 
Puede matar a una persona, como si le claváramos un cuchillo en el corazón…
Una palabra brutal:
Puede herir y hasta destruir la autoestima y la dignidad de una persona…
Una palabra amable:
Puede suavizar las cosas y modificar la actitud de otros…
Una palabra alegre: puede cambiar totalmente la fragancia y los colores de nuestro día…
Una palabra oportuna:
Puede aliviar la carga y traer luz a nuestra vida…
Una palabra de amor:
Puede sanar el corazón herido.
Porque las palabras tienen vida.
Son capaces de bendecir o maldecir, de edificar o derribar, de animar o abatir, de transmitir vida o muerte, de perdonar o condenar, de empujar al éxito o al fracaso, de aceptar o rechazar…
¿Cómo hablamos a los demás? ¿Qué les transmiten nuestras palabras?
¿Qué me digo a mí misma? ¿Hacia dónde me conduce mi dialogo interno?
Jesús dijo: “Yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado y por tus palabras serás condenado”

viernes, 23 de noviembre de 2012

El tren de la vida


La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas tristezas en otros. Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con algunas personas las cuales creemos que siempre estarán con nosotros en este viaje: nuestros padres.

Lamentablemente la verdad es otra. Ellos se bajarán en alguna estación dejándonos huérfanos de su cariño, amistad y su compañía irreemplazable. No obstante, esto no impide a que se suban otras personas que nos serán muy especiales.

Llegan nuestros hermanos, nuestros amigos y nuestros maravillosos amores. De las personas que toman este tren, habrá los que lo hagan como un simple paseo, otros que encontrarán solamente tristeza en el viaje, y habrá otros que, circulando por el tren, estarán siempre listos en ayudar a quien lo necesite.

Muchos al bajar, dejan una añoranza permanente; otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon el asiento. Es curioso constatar que algunos pasajeros, quienes son más queridos, se acomodan en vagones distintos al nuestro. Por lo tanto, se nos obliga hacer el trayecto separados de ellos. Desde luego, no se nos impide que durante el viaje, recorramos con dificultad nuestro vagón y lleguemos a ellos.

No importa; el viaje se hace de este modo; lleno de desafíos, sueños, fantasías, esperas y despedidas... Pero jamás regresos. Entonces, hagamos este viaje de la mejor manera posible. Tratemos de relacionarnos bien con todos los pasajeros, buscando en cada uno, lo que tengan de mejor.

Recordemos siempre que en algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos ya que nosotros también muchas veces titubearemos, y habrá alguien que nos comprenda.

El gran misterio, al fin, es que no sabremos jamás en qué estación bajaremos, mucho menos dónde bajarán nuestros compañeros, ni siquiera el que está sentado en el asiento de al lado. Me quedo pensando si cuando baje del tren, sentiré nostalgia... Creo que sí. Separarme de algunos amigos de los que me hice en el viaje será doloroso.

Dejar que mis hijos sigan solos, será muy triste. Pero me aferro a la esperanza de que, en algún momento, llegaré a la estación principal y tendré la gran emoción de verlos llegar con un equipaje que no tenían cuando embarcaron.

Lo que me hará feliz, será pensar que colaboré con que el equipaje creciera y se hiciera valioso. Amigos, hagamos que nuestra estadía en este tren sea tranquila, que haya valido la pena. Hagamos tanto, para que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío, deje añoranza y lindos recuerdos a los que en el viaje permanezcan.

AMAR


Un hombre, fue a visitar a un sabio consejero y le dijo que ya no quería a su pareja, que pensaba separarse. El sabio lo escucho, lo miro a los ojos y solamente le dijo una palabra: AMELA  luego callo. Pero es que ya no siento nada por ella replico el hombre... AMELA  repuso el sabio ante el desconcierto del hombre. Después de un oportuno silencio, el sabio agrego lo siguiente: Amar es una decisión, no un sentimiento, amar es dedicación y entrega, amar es un verbo y el fruto de esa acciones el amor. El amor es un ejercicio de jardinería, arranque lo que hace daño, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque de seguro habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, mas no por eso abandone su labor de jardinero. Ame a su pareja, es decir, acéptela, valorela, respétela, dele afecto y ternura, admirela, compréndala... Eso es todo... AMELA y vera como el AMOR nunca se fue, solo se durmió con la cotidianidad..


El perdón


La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando. Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados somos nosotros mismos.

El perdón es una expresión de amor, dada por Dios.

El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.

La falta de perdón te ata a las personas con el resentimiento.

Te tiene encadenado. La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.

Muchas veces la persona mas importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

"La declaración del Perdón es la clave para liberarte".

¿Con qué personas estás resentido? ¿A quienes no puedes perdonar?

¿Tú eres infalible y por eso no puedes perdonar los errores ajenos?

Perdona para que puedas ser perdonado, recuerda que con la vara que mides, serás medido...

"Aliviana tu carga y estarás mas libre para moverte hacia tus objetivos"

El árbol confundido


Había una vez, algún lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un hermoso jardín, con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos felices y satisfechos.

Todo era alegría en el jardín, excepto por un árbol profundamente triste. El pobre tenía un problema: "No sabía quién era."

Lo que le faltaba era concentración, le decía el manzano, si realmente lo intentas, podrás tener sabrosas manzanas. "¿Ves que fácil es?"

No lo escuches, exigía el rosal. Es más sencillo tener rosas y "¿Ves que bellas son?"

Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado.

Un día llegó hasta el jardín el búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol, exclamó:

- No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra. Yo te daré la solución: "No dediques tu vida a ser como los demás quieran que seas... Sé tu mismo, conócete, y para lograrlo, escucha tu voz interior." Y dicho esto, el búho desapareció.

¿Mi voz interior...? ¿Ser yo mismo...? ¿Conocerme...? Se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto, comprendió... Y cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón, y por fin pudo escuchar su voz interior diciéndole:

"Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso. Dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje...

Tienes una misión "Cúmplela".

Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo aquello para lo cual estaba destinado. Así, pronto llenó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Y sólo entonces el jardín fue
completamente feliz. 

Sólo nosotros podemos saber quienes somos...

El saco de plumas


Había una vez un hombre que calumnió grandemente a un amigo suyo, todo por la envidia que le tuvo al ver el éxito que este había alcanzado.

Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias a ese amigo, y visitó a un hombre muy sabio a quien le dijo:

"Quiero arreglar todo el mal que hice a mi amigo. ¿Cómo puedo hacerlo?", 
a lo que el hombre respondió: 
"Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas y suelta una donde vayas".

El hombre muy contento por aquello tan fácil tomó el saco lleno de plumas y al cabo de un día las había soltado todas.

Volvió donde el sabio y le dijo: "Ya he terminado", 
a lo que el sabio contestó: "Esa es la parte más fácil.

Ahora debes volver a llenar el saco con las mismas plumas que soltaste. 
Sal a la calle y búscalas".

El hombre se sintió muy triste, 
pues sabía lo que eso significaba y no pudo juntar casi ninguna.

Al volver, el hombre sabio le dijo:

"Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento, así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya está hecho. Lo único que puedes hacer es pedirle perdón a tu amigo, pues no hay forma de revertir lo que hiciste".

"Cometer errores es de humanos y de sabios pedir perdón".

Desconozco su autor

Comentario:

Tal vez si supiéramos el daño real que causamos al hablar mal de las personas, no lo haríamos, es tan grande el efecto que se alcanza, que podemos destruirlas en un instante de envidia, curiosidad o enojo. En lo
personal, creo que sólo hay sólo dos clasificaciones en el género humano: 
los fuertes y los débiles, las personas fuertes no necesitan hablar de los demás porque han logrado controlar sus impulsos llevando una vida propia, ocupándose de ellos mismos y trabajando por los demás también; las personas débiles necesitan vivir a través de los demás...


El cofre de vidrios rotos


Erase una vez un anciano que había perdido a su esposa y vivía solo. Había trabajado duramente como sastre toda su vida, pero los infortunios lo habían dejado en bancarrota, y ahora era tan viejo que ya no podía trabajar. Las manos le temblaban tanto que no podía enhebrar una aguja, y la visión se le había enturbiado demasiado para hacer una costura recta. Tenía tres hijos varones, pero los tres habían crecido y se habían casado, y estaban tan ocupados con su propia vida que sólo tenían tiempo para cenar con sus padres una vez por semana.

El anciano estaba cada vez más débil, y los hijos lo visitaban cada vez menos.-No quieren estar conmigo ahora -se decía- porque tienen miedo de que yo me convierta en una carga.
Se pasó una noche en vela pensando qué sería de él y al fin trazó un plan.

A la mañana siguiente fue a ver a su amigo el carpintero y le pidió que le fabricara un cofre grande. Luego fue a ver a su amigo el cerrajero y le pidió que le diera un cerrojo viejo. Por último fue a ver a su amigo el vidriero y le pidió todos los fragmentos de vidrio roto que tuviera.

El anciano se llevó el cofre a casa, lo llenó hasta el tope de vidrios rotos, le echó llave y lo puso bajo la mesa de la cocina. Cuando sus hijos fueron a cenar, lo tocaron con los pies.

-¿Qué hay en ese cofre? -preguntaron mirando bajo la mesa-
-Oh, nada -respondió el anciano-, sólo algunas cosillas que he ahorrado.

Sus hijos lo empujaron y vieron que era muy pesado. Lo patearon y oyeron un tintineo.

-Debe estar lleno con el oro que ahorró a lo largo de los años -susurraron.

Deliberaron y comprendieron que debían custodiar el tesoro. Decidieron turnarse para vivir con el viejo, y así podrían cuidar también de él. La primera semana el hijo menor se mudó a la casa del padre, y le cuidó y le cocinó. A la semana siguiente lo reemplazó el segundo hijo, y la semana siguiente acudió el mayor. Así siguieron por un tiempo.

Al fin el anciano padre enfermó y falleció. Los hijos le hicieron un bonito funeral, pues sabían que una fortuna les aguardaba bajo la mesa de la cocina, y podían costearse un gasto grande con el viejo.

Cuando terminó la ceremonia, buscaron en toda la casa hasta encontrar la llave, y abrieron el cofre. Por cierto, lo encontraron lleno de vidrios rotos. 
-¡Qué triquiñuela infame! -exclamó el hijo mayor-. ¡Qué crueldad hacia sus hijos!

-¿Pero qué podía hacer? -preguntó tristemente el segundo hijo-. Seamos francos. De no haber sido por el cofre, lo habríamos descuidado hasta el final de sus días.

-Estoy avergonzado de mí mismo -sollozó el hijo menor-. Obligamos a nuestro padre a rebajarse al engaño, porque no observamos el mandamiento que él nos enseñó cuando éramos pequeños.

Pero el hijo mayor volcó el cofre para asegurarse de que no hubiera ningún objeto valioso oculto entre los vidrios. Desparramó los vidrios en el suelo hasta vaciar el cofre. Los tres hermanos miraron silenciosamente dentro, donde leyeron una inscripción, que el padre les había dejado en el fondo:

Honrarás a tu padre y a tu madre.

Los tres árboles


Había una vez tres árboles en una colina de un bosque. Hablaban acerca de sus sueños y esperanzas.

El primero dijo:- "Algún día seré un cofre de tesoros. Estaré lleno de oro, plata y piedras preciosas. Estaré decorado con labrados artísticos y tallados finos; todos verán mi belleza".

El segundo árbol dijo: - "Algún día seré una poderosa embarcación. Llevaré a los más grandes reyes y reinas a través de los océanos, e iré a todos los rincones del mundo. Todos se sentirán seguros por mí fortaleza, destreza sobre las aguas y mi poderoso casco".

Finalmente el tercer árbol dijo: "Yo quiero crecer para ser el más recto y grande de todos los árboles en el bosque. La gente me verá en la cima de la colina, mirará mis poderosas ramas y pensarán en el Dios de los cielos, y en cuan cerca estoy de alcanzarlo. Seré el más grande árbol de todos los tiempos y la gente siempre me recordará."

Después de unos años de que los árboles oraran para que sus sueños se convirtieran en realidad, un grupo de leñadores vino donde ellos estaban.

Cuando uno vio al primer árbol dijo: - "Este parece un árbol fuerte, creo que podré vender su madera a un carpintero", y comenzó a cortarlo. El árbol estaba muy feliz debido a que sabía que el carpintero podría convertirlo en un cofre para tesoros. El otro leñador dijo mientras observaba al segundo árbol: - "Parece un árbol fuerte, creo que lo podré vender al carpintero del puerto". El segundo árbol se puso muy feliz porque sabía que estaba en camino a convertirse en una poderosa embarcación. El último leñador se acercó al tercer árbol; éste estaba muy asustado, pues sabía que si lo cortaban, su sueño nunca se volvería realidad. El leñador dijo entonces: - "No necesito que el árbol que corte tenga alguna característica especial, así que tomaré este". Y cortó al tercer árbol.

Cuando el primer árbol llegó donde el carpintero, fue convertido en un cajón de comida para animales, y fue puesto en un pesebre y llenado con paja. Se sintió muy mal pues eso no era por lo que tanto había orado. El segundo árbol fue cortado y convertido en una pequeña balsa de pesca, ni siquiera lo suficientemente grande para navegar en el mar, y fue puesto en un lago. Y vio como sus sueños de ser una gran embarcación cargando reyes había llegado a su final. El tercer árbol fue cortado en largas y pesadas tablas y dejado en la oscuridad de una bodega.

Años más tarde, los árboles olvidaron sus sueños y esperanzas por las que tanto habían orado. Entonces un día un hombre y una mujer llegaron al pesebre. Ella dio a luz un niño, y lo colocó en la paja que había dentro del cajón en que fue transformado el primer árbol. El hombre deseaba haber podido tener una cuna para su bebe, pero esta cumplía su labor y protegió al bebé. El árbol sintió la importancia de este acontecimiento y supo que había contenido el más grande tesoro de la historia.

Años más tarde, un grupo de hombres entraron en la balsa en la cual habían convertido al segundo árbol. Uno de ellos estaba cansado y se durmió en la barca. Mientras ellos estaban en el agua una gran tormenta se desató y el árbol pensó que no sería lo suficientemente fuerte para salvar a los hombres. Los hombres despertaron al que dormía, este se levantó y dijo: - "Calma! Quédate quieto!", y la tormenta y las olas se detuvieron. En ese momento El segundo árbol se dio cuenta de que llevaba al Rey de reyes y Señor de señores navegando sobre él.

Finalmente, un tiempo después alguien vino y tomó al tercer árbol convertido en tablas. Fue llevado un viernes por las calles al mismo tiempo que la gente escupía, insultaba y golpeaba al Hombre que lo cargaba. Se detuvieron en una pequeña colina y el Hombre fue clavado al árbol y levantado para morir crucificado allí. Cuando llegó el domingo, el tercer árbol se dio cuenta de que él fue lo suficientemente fuerte para permanecer erguido en la cima de la colina, y estar tan cerca de Dios como nunca, porque Jesús había sido crucificado en él.

Cuando parece que las cosas no van de acuerdo a tus planes, debes saber que siempre Dios tiene un plan para ti. Si pones tu confianza en él, te dará grandes regalos a su tiempo. Recuerda que cada árbol obtuvo lo que pidió, sólo que no en la forma en que pensaban. No siempre sabemos lo que Dios planea para nosotros, sólo sabemos que sus caminos no son nuestros caminos pero... Siempre son los mejores.

jueves, 22 de noviembre de 2012

AL CACIQUE DEL CAMPITO


Tu proceder abusivo por el poder que te da tu posición te convierte en un bastardo que se enriquece con el trabajo del pobre, de aquel que necesita de unos pesos para malvivir, te sientes un benévolo dándole trabajo  a personas que solo explotas y que te hacen enriquecerte más, pobre bastardo que lejos estás de saber que tu Dios el dinero solo te hace valer en la tierra, abusas de las mujeres sin ponerte a pensar que naciste de una de ellas, pero como puedes valorar el vientre de una mujer si pareciera que a ti te parió una hiena que es igual o peor que tu, porque fue tu molde para ser el miserable que ahora eres, tienes a tu lado perros fieles... Esos que se venden por unos pesos mas y que son los que te ayudan a seguir explotando gente, sin ponerse a pensar que... ( TU CACIQUE ) terminarás por echarlos al fango cuándo ya no los necesites mas y así como un día ellos tomaron el lugar de otros, otros terminarán ocupando su lugar, saliste de las entrañas del infierno pero algún día volverás a las brazas del mismo así como ya han de haber vuelto todos los de tu estirpe y ahí ni tu Dios... El dinero podrá librarte de pagar por los abusos cometidos en tu paso por esta vida.


viernes, 16 de noviembre de 2012

No juzgues, no critiques, no condenes...


Cierto día un señor que estaba remodelando su casa salió donde su vecino a pedirle prestado su martillo para clavar unas puntillas y colgar allí sus cuadros más especiales. El vecino le dijo que su martillo se había perdido hacía algún tiempo y que el único que tenía martillo en ese barrio era el señor de la casa naranjada de dos pisos, pero que no se le ocurriera por ningún motivo ir a pedirle algún favor por que ese señor no era persona servicial y trataba mal a quien se acercara a su casa. El señor salió de la casa de su vecino y recogió la primera piedra que se encontró por el camino y se dispuso a clavar las puntillas, pero los golpes y las heridas en los dedos no se hicieron esperar. En varias oportunidades paraba su trabajo y se llenaba de valentía para ir a pedirle prestado el martillo al señor de la casa naranjada, pero desistía inmediatamente al recordar lo que le había dicho su vecino. Después de unos diez intentos se decidió y fue a tocar la puerta a la única persona que tenía martillo en el barrio, llevándose una sorpresa: un señor muy amable salió, abrió la puerta, lo hizo entrar, le ayudó a curar las heridas de sus dedos y finalmente le regaló un martillo que hacía veinte días había comprado para reemplazar el otro.

No nos formemos imágenes negativas de los demás, no nos llenemos de prejuicios que impiden entablar relaciones positivas, a través de comentarios o reflexiones reduccionistas de la forma de ser de quienes nos rodean. No cometamos este mismo error y recordemos siempre aquello que nos han repetido tanto, “no juzgue, no critique, no condene”.
Solemos ser volubles.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Tu existencia


Sin luz no hubiese color, sin agua no hubiera vida, sin ti a mi existencia lo mejor le faltaría...Y es que eres como el faro que orienta al pescador marcando mi horizonte, sol de mi amanecer, ocaso al atardecer, mi cielo lleno de estrellas, jardín de flores bellas... Dulce melodía inspiradora de mis versos, complemento de mi vida, maravilla del universo... Cuando estoy en tus brazos parar el tiempo quisiera, que el momento se enterneciera de un instante a la eternidad para no dejarte de amar, aunque mi corazón no latiera... Cual artista inspirado, tu belleza inmortalizaría, Leonardo envidia sentiría al comparar su Mona Lisa, Obregón pintaría la pureza de tu corazón cual musa de mi inspiración, Neruda exclamaría, Botero te esculpiría como una de sus gorditas y Rubén Darío no compondría más versos a Margarita...

Si la distancia se interpusiera cielos y mares atravesaría cual peligro no enfrentaría, como Ulises en su Odisea Romeo a su Julieta no amaría, ni don Quijote a Dulcinea... Cuando llegue lo inevitable buscaré la vida eterna para que sigas siendo mi reina inspiradora de mis versos, mi cielo lleno de estrellas, la razón de mi existencia. 

Nuestras posesiones


El peligro aquí en la tierra es el apegarnos a las cosas perecederas, debemos entender que las cosas que poseemos son nuestras solo temporalmente... Un hombre murió, y vio que se acercaba Dios y que llevaba una maleta consigo.Dios le dijo:
- Bien hijo es hora de irnos.
El hombre asombrado preguntó:- ¿Ya? Tan pronto? Tenía muchos planes....
- Lo siento pero es el momento de tu partida.
- Que traes en la maleta? preguntó el hombre.

Y Dios le respondió,- Tus pertenencias!!!
- Mis pertenencias?? Traes mis cosas, mi ropa, mi dinero?Dios le respondió:- Eso nunca te perteneció, eran de la tierra.
- Traes mis recuerdos?
- Esos nunca te pertenecieron, eran del tiempo.
- Traes mis talentos?
- Esos no te pertenecieron, eran de las circunstancias.
- Traes a mis amigos, a mis familiares?
- Lo siento, ellos nunca te pertenecieron, eran del camino.
- Traes a mi mujer y a mis hijos?
- Ellos nunca te pertenecieron, eran de tu corazón.
- Traes mi cuerpo?
- Nunca te perteneció, ese era del polvo.
- Entonces traes mi alma?
- No! Esa es mía.

Entonces el hombre lleno de miedo, le arrebató a Dios la maleta y al abrirla se dio cuenta que estaba vacía...
Con una lágrima de desamparo brotando de sus ojos, el hombre dijo:- ¿Nunca tuve nada?
- Así es, cada uno de los momentos que viviste fueron solo tuyos. La vida es solo un momento...
!!Un momento solo tuyo!!! Por eso, mientras estés a tiempo disfrútalo en su totalidad.

Que nada de lo que crees que te pertenece te detenga… 
Vive el ahora! Vive tu vida...!!! Y no te olvides de SER FELIZ, es lo único que realmente vale la pena! Las cosas materiales y todo lo demás por lo que luchaste, se quedan aquí...

¡NO TE LLEVAS NADA! Valora a quienes te valoran, no pierdas el tiempo con alguien que no tiene tiempo para ti.



De Francisco para mi...


Yo no soy pintor, ni sé pintar hermosos cuadros, estoy aquí para pintar de color rosa, tus ilusiones, estoy intentando dibujar tu cuerpo, pintarte antes de que amanezca, tu piel color manzana desnuda, siguiendo tus sutiles y delicadas, curvas, mi pincel pinta y se desvanece, quisiera desnudarte con la mirada, tocarte, besarte, bajo la luz de tus matices... Manchar de colores del arco iris tus deseos, estampar mi firma en medio de tu corazón enamorado... Es que tu eres un encanto de mujer, bella por naturaleza y de alma limpia y cristalina, como las gotas de lluvia al caer y en tu corazón hay un relicario lleno de gotas de amor... 

¿Y si fueras tú?, ¿Podrás curar mi dolor y llenarme de hermosas vivencias?... Tu sonrisa me devolvió la alegría y tus hermosas manos me despertaron las ganas de volver a amar y aun sin sentirlas. Cuando me abraces soñare con amarte y cuando te acaricie, soñare con que me ames.

¿Y si fueras tú?, ¿Habré estado equivocado?, descubro en tus ojos nuevos sentimientos y ocultas tu secreto.
Cubro tu boca con tiernas miradas y siento unas ganas inmensas de besarte... Me gustaría decirte mil frases dulces llenas de amor cuando estemos cerquita uno del otro, unidos en tierno abrazo, no sientas miedo cuando la estación cambie de invierno a primavera nacerá un nuevo amor... ¿Y si fueras tú? yo sería el hombre mas feliz del mundo...

P.D.
Este texto lo escribió un gran amigo, para mi...

Instantes


Cielo mío, le das a mi alma, alegría e ilusión, sueños y esperanza, logras hacer de un instante el mejor regalo que la vida me da... Instantes grabados en mi mente y corazón, instantes convertidos en una realidad inolvidable, instantes que se hacen eternos, cuando lejos de mi te encuentras, instantes en los que te extraño sin sentido, instantes que son nada en el tiempo, cuando los compartimos que me hacen desear mas estar junto a ti... Instantes vida mía, que aprovecho para besarte con la mirada instantes en que me acaricias con tus palabras, instantes atesorando tus sonrisas, instantes para ti y para mí, instantes colmados, de mi amor por ti, instantes cielo mío, solo instantes para sentir tu cariño, ternura y amor...

El provoca que mi alma se eleve por los cielos y encuentre la suya en una nube esperando por mí, con la madurez que me da la hermosa edad otoñal y sus manos abiertas para recibir las mías, el conoce mis temores, mis deseos, mis miedos, el sabe cuando siento pena, dolor, angustia y cuando estoy feliz...

El hombre que amo tanto me sacó del letargo, me mostró que en la Tierra hay ángeles sin alas que caminan a nuestro lado, que velan por nosotros de una manera especial... Que aunque no podamos distinguirlos o verlos, ellos están siempre cuidando de nosotros... Y el ha sido un Ángel enviado por Dios que transformo mi vida, pasando de un infierno a una Gloria en la cual quiero permanecer por siempre a su lado.