viernes, 30 de noviembre de 2012

A mis hijos



Porque nada en este mundo se compara con el amor que solo una madre les puede dar a sus hijos... Los amo, Daniel, Nayeli Monthserrat y Karol Michelle, pese a que cada uno de ustedes crean que amo mas a uno que al otro a excepción de ti mi Karito hermosa, luz de mis ojos, estrella de mi cielo, sol de mis días...

martes, 27 de noviembre de 2012

La roca


Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y apareció Dios.

El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas.

El hombre hizo lo que el Señor le pidió, día tras día. Por muchos años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas... Y esta no se movía.

Todas las noches el hombre regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano. Como el hombre empezó a sentirse frustrado Satanás decidió entrar en el juego trayendo pensamientos a su mente: has estado empujando esa roca por mucho tiempo, y no se ha movido.

Le dio al hombre la impresión que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un fracaso. Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y desilusión.

Satanás le dijo: por qué esforzarte todo el día en esta tarea imposible.

Solo haz un mínimo esfuerzo y será suficiente.

El hombre pensó en poner en práctica esto pero antes decidió elevar una oración al Señor y confesarle sus sentimientos: "Señor, he trabajado duro por mucho tiempo a tu servicio. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste, pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro. ¿Qué pasa? ¿Por qué he fracasado? ".

El Señor le respondió con compasión: Querido amigo, cuando te pedí que me sirvieras y tu aceptaste, te dije que tu tarea era empujar contra la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras. Tu tarea era empujar.

Ahora vienes a mi sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero ¿en realidad fracasaste? Mírate ahora, tus brazos están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presión, tus piernas se han vuelto duras. A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores que las que tuviste alguna vez.

Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y empujar para ejercitar tu fe en mi. Eso lo has conseguido. Ahora, querido amigo, yo moveré la roca.

Algunas veces, cuando escuchamos la palabra del Señor, tratamos de utilizar nuestro intelecto para descifrar su voluntad, cuando en realidad Dios solo nos pide obediencia y fe en él. Debemos ejercitar nuestra fe, que mueve montañas, pero conscientes que es Dios quien al final logra moverlas.

Cuando todo parezca ir mal... Solo ¡EMPUJA!
Cuando estés agotado por el trabajo... Solo ¡EMPUJA!
Cuando la gente no se comporte de la manera que te parece que debería... Solo ¡EMPUJA!
Cuando no tienes más dinero para pagar tus cuentas... Solo ¡EMPUJA!
Cuando la gente simplemente no te comprende... Solo ¡EMPUJA!
Cuando te sientas agotado y sin fuerzas... Solo ¡EMPUJA!
Hay rocas imposibles de mover o de cambiar. Tal vez ESA no es nuestra misión.
Hay veces que parece que hacemos grandes esfuerzos, y no avanzamos, pero tarde que temprano llega la recompensa, Dios solo quiere que nuestra fe se fortalezca.

El poder de las palabras


Una palabra irresponsable:
Puede encender discordias y fuegos difíciles de apagar…
Una palabra cruel:
Puede arruinar y derribar todo lo que se había edificado en una vida…


Una palabra de resentimiento: 
Puede matar a una persona, como si le claváramos un cuchillo en el corazón…
Una palabra brutal:
Puede herir y hasta destruir la autoestima y la dignidad de una persona…
Una palabra amable:
Puede suavizar las cosas y modificar la actitud de otros…
Una palabra alegre: puede cambiar totalmente la fragancia y los colores de nuestro día…
Una palabra oportuna:
Puede aliviar la carga y traer luz a nuestra vida…
Una palabra de amor:
Puede sanar el corazón herido.
Porque las palabras tienen vida.
Son capaces de bendecir o maldecir, de edificar o derribar, de animar o abatir, de transmitir vida o muerte, de perdonar o condenar, de empujar al éxito o al fracaso, de aceptar o rechazar…
¿Cómo hablamos a los demás? ¿Qué les transmiten nuestras palabras?
¿Qué me digo a mí misma? ¿Hacia dónde me conduce mi dialogo interno?
Jesús dijo: “Yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado y por tus palabras serás condenado”

viernes, 23 de noviembre de 2012

El tren de la vida


La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas tristezas en otros. Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con algunas personas las cuales creemos que siempre estarán con nosotros en este viaje: nuestros padres.

Lamentablemente la verdad es otra. Ellos se bajarán en alguna estación dejándonos huérfanos de su cariño, amistad y su compañía irreemplazable. No obstante, esto no impide a que se suban otras personas que nos serán muy especiales.

Llegan nuestros hermanos, nuestros amigos y nuestros maravillosos amores. De las personas que toman este tren, habrá los que lo hagan como un simple paseo, otros que encontrarán solamente tristeza en el viaje, y habrá otros que, circulando por el tren, estarán siempre listos en ayudar a quien lo necesite.

Muchos al bajar, dejan una añoranza permanente; otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon el asiento. Es curioso constatar que algunos pasajeros, quienes son más queridos, se acomodan en vagones distintos al nuestro. Por lo tanto, se nos obliga hacer el trayecto separados de ellos. Desde luego, no se nos impide que durante el viaje, recorramos con dificultad nuestro vagón y lleguemos a ellos.

No importa; el viaje se hace de este modo; lleno de desafíos, sueños, fantasías, esperas y despedidas... Pero jamás regresos. Entonces, hagamos este viaje de la mejor manera posible. Tratemos de relacionarnos bien con todos los pasajeros, buscando en cada uno, lo que tengan de mejor.

Recordemos siempre que en algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos ya que nosotros también muchas veces titubearemos, y habrá alguien que nos comprenda.

El gran misterio, al fin, es que no sabremos jamás en qué estación bajaremos, mucho menos dónde bajarán nuestros compañeros, ni siquiera el que está sentado en el asiento de al lado. Me quedo pensando si cuando baje del tren, sentiré nostalgia... Creo que sí. Separarme de algunos amigos de los que me hice en el viaje será doloroso.

Dejar que mis hijos sigan solos, será muy triste. Pero me aferro a la esperanza de que, en algún momento, llegaré a la estación principal y tendré la gran emoción de verlos llegar con un equipaje que no tenían cuando embarcaron.

Lo que me hará feliz, será pensar que colaboré con que el equipaje creciera y se hiciera valioso. Amigos, hagamos que nuestra estadía en este tren sea tranquila, que haya valido la pena. Hagamos tanto, para que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío, deje añoranza y lindos recuerdos a los que en el viaje permanezcan.

AMAR


Un hombre, fue a visitar a un sabio consejero y le dijo que ya no quería a su pareja, que pensaba separarse. El sabio lo escucho, lo miro a los ojos y solamente le dijo una palabra: AMELA  luego callo. Pero es que ya no siento nada por ella replico el hombre... AMELA  repuso el sabio ante el desconcierto del hombre. Después de un oportuno silencio, el sabio agrego lo siguiente: Amar es una decisión, no un sentimiento, amar es dedicación y entrega, amar es un verbo y el fruto de esa acciones el amor. El amor es un ejercicio de jardinería, arranque lo que hace daño, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque de seguro habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, mas no por eso abandone su labor de jardinero. Ame a su pareja, es decir, acéptela, valorela, respétela, dele afecto y ternura, admirela, compréndala... Eso es todo... AMELA y vera como el AMOR nunca se fue, solo se durmió con la cotidianidad..


El perdón


La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando. Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados somos nosotros mismos.

El perdón es una expresión de amor, dada por Dios.

El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.

La falta de perdón te ata a las personas con el resentimiento.

Te tiene encadenado. La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.

Muchas veces la persona mas importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

"La declaración del Perdón es la clave para liberarte".

¿Con qué personas estás resentido? ¿A quienes no puedes perdonar?

¿Tú eres infalible y por eso no puedes perdonar los errores ajenos?

Perdona para que puedas ser perdonado, recuerda que con la vara que mides, serás medido...

"Aliviana tu carga y estarás mas libre para moverte hacia tus objetivos"

El árbol confundido


Había una vez, algún lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un hermoso jardín, con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos felices y satisfechos.

Todo era alegría en el jardín, excepto por un árbol profundamente triste. El pobre tenía un problema: "No sabía quién era."

Lo que le faltaba era concentración, le decía el manzano, si realmente lo intentas, podrás tener sabrosas manzanas. "¿Ves que fácil es?"

No lo escuches, exigía el rosal. Es más sencillo tener rosas y "¿Ves que bellas son?"

Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado.

Un día llegó hasta el jardín el búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol, exclamó:

- No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra. Yo te daré la solución: "No dediques tu vida a ser como los demás quieran que seas... Sé tu mismo, conócete, y para lograrlo, escucha tu voz interior." Y dicho esto, el búho desapareció.

¿Mi voz interior...? ¿Ser yo mismo...? ¿Conocerme...? Se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto, comprendió... Y cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón, y por fin pudo escuchar su voz interior diciéndole:

"Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso. Dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje...

Tienes una misión "Cúmplela".

Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo aquello para lo cual estaba destinado. Así, pronto llenó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Y sólo entonces el jardín fue
completamente feliz. 

Sólo nosotros podemos saber quienes somos...

El saco de plumas


Había una vez un hombre que calumnió grandemente a un amigo suyo, todo por la envidia que le tuvo al ver el éxito que este había alcanzado.

Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias a ese amigo, y visitó a un hombre muy sabio a quien le dijo:

"Quiero arreglar todo el mal que hice a mi amigo. ¿Cómo puedo hacerlo?", 
a lo que el hombre respondió: 
"Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas y suelta una donde vayas".

El hombre muy contento por aquello tan fácil tomó el saco lleno de plumas y al cabo de un día las había soltado todas.

Volvió donde el sabio y le dijo: "Ya he terminado", 
a lo que el sabio contestó: "Esa es la parte más fácil.

Ahora debes volver a llenar el saco con las mismas plumas que soltaste. 
Sal a la calle y búscalas".

El hombre se sintió muy triste, 
pues sabía lo que eso significaba y no pudo juntar casi ninguna.

Al volver, el hombre sabio le dijo:

"Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento, así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya está hecho. Lo único que puedes hacer es pedirle perdón a tu amigo, pues no hay forma de revertir lo que hiciste".

"Cometer errores es de humanos y de sabios pedir perdón".

Desconozco su autor

Comentario:

Tal vez si supiéramos el daño real que causamos al hablar mal de las personas, no lo haríamos, es tan grande el efecto que se alcanza, que podemos destruirlas en un instante de envidia, curiosidad o enojo. En lo
personal, creo que sólo hay sólo dos clasificaciones en el género humano: 
los fuertes y los débiles, las personas fuertes no necesitan hablar de los demás porque han logrado controlar sus impulsos llevando una vida propia, ocupándose de ellos mismos y trabajando por los demás también; las personas débiles necesitan vivir a través de los demás...


El cofre de vidrios rotos


Erase una vez un anciano que había perdido a su esposa y vivía solo. Había trabajado duramente como sastre toda su vida, pero los infortunios lo habían dejado en bancarrota, y ahora era tan viejo que ya no podía trabajar. Las manos le temblaban tanto que no podía enhebrar una aguja, y la visión se le había enturbiado demasiado para hacer una costura recta. Tenía tres hijos varones, pero los tres habían crecido y se habían casado, y estaban tan ocupados con su propia vida que sólo tenían tiempo para cenar con sus padres una vez por semana.

El anciano estaba cada vez más débil, y los hijos lo visitaban cada vez menos.-No quieren estar conmigo ahora -se decía- porque tienen miedo de que yo me convierta en una carga.
Se pasó una noche en vela pensando qué sería de él y al fin trazó un plan.

A la mañana siguiente fue a ver a su amigo el carpintero y le pidió que le fabricara un cofre grande. Luego fue a ver a su amigo el cerrajero y le pidió que le diera un cerrojo viejo. Por último fue a ver a su amigo el vidriero y le pidió todos los fragmentos de vidrio roto que tuviera.

El anciano se llevó el cofre a casa, lo llenó hasta el tope de vidrios rotos, le echó llave y lo puso bajo la mesa de la cocina. Cuando sus hijos fueron a cenar, lo tocaron con los pies.

-¿Qué hay en ese cofre? -preguntaron mirando bajo la mesa-
-Oh, nada -respondió el anciano-, sólo algunas cosillas que he ahorrado.

Sus hijos lo empujaron y vieron que era muy pesado. Lo patearon y oyeron un tintineo.

-Debe estar lleno con el oro que ahorró a lo largo de los años -susurraron.

Deliberaron y comprendieron que debían custodiar el tesoro. Decidieron turnarse para vivir con el viejo, y así podrían cuidar también de él. La primera semana el hijo menor se mudó a la casa del padre, y le cuidó y le cocinó. A la semana siguiente lo reemplazó el segundo hijo, y la semana siguiente acudió el mayor. Así siguieron por un tiempo.

Al fin el anciano padre enfermó y falleció. Los hijos le hicieron un bonito funeral, pues sabían que una fortuna les aguardaba bajo la mesa de la cocina, y podían costearse un gasto grande con el viejo.

Cuando terminó la ceremonia, buscaron en toda la casa hasta encontrar la llave, y abrieron el cofre. Por cierto, lo encontraron lleno de vidrios rotos. 
-¡Qué triquiñuela infame! -exclamó el hijo mayor-. ¡Qué crueldad hacia sus hijos!

-¿Pero qué podía hacer? -preguntó tristemente el segundo hijo-. Seamos francos. De no haber sido por el cofre, lo habríamos descuidado hasta el final de sus días.

-Estoy avergonzado de mí mismo -sollozó el hijo menor-. Obligamos a nuestro padre a rebajarse al engaño, porque no observamos el mandamiento que él nos enseñó cuando éramos pequeños.

Pero el hijo mayor volcó el cofre para asegurarse de que no hubiera ningún objeto valioso oculto entre los vidrios. Desparramó los vidrios en el suelo hasta vaciar el cofre. Los tres hermanos miraron silenciosamente dentro, donde leyeron una inscripción, que el padre les había dejado en el fondo:

Honrarás a tu padre y a tu madre.

Los tres árboles


Había una vez tres árboles en una colina de un bosque. Hablaban acerca de sus sueños y esperanzas.

El primero dijo:- "Algún día seré un cofre de tesoros. Estaré lleno de oro, plata y piedras preciosas. Estaré decorado con labrados artísticos y tallados finos; todos verán mi belleza".

El segundo árbol dijo: - "Algún día seré una poderosa embarcación. Llevaré a los más grandes reyes y reinas a través de los océanos, e iré a todos los rincones del mundo. Todos se sentirán seguros por mí fortaleza, destreza sobre las aguas y mi poderoso casco".

Finalmente el tercer árbol dijo: "Yo quiero crecer para ser el más recto y grande de todos los árboles en el bosque. La gente me verá en la cima de la colina, mirará mis poderosas ramas y pensarán en el Dios de los cielos, y en cuan cerca estoy de alcanzarlo. Seré el más grande árbol de todos los tiempos y la gente siempre me recordará."

Después de unos años de que los árboles oraran para que sus sueños se convirtieran en realidad, un grupo de leñadores vino donde ellos estaban.

Cuando uno vio al primer árbol dijo: - "Este parece un árbol fuerte, creo que podré vender su madera a un carpintero", y comenzó a cortarlo. El árbol estaba muy feliz debido a que sabía que el carpintero podría convertirlo en un cofre para tesoros. El otro leñador dijo mientras observaba al segundo árbol: - "Parece un árbol fuerte, creo que lo podré vender al carpintero del puerto". El segundo árbol se puso muy feliz porque sabía que estaba en camino a convertirse en una poderosa embarcación. El último leñador se acercó al tercer árbol; éste estaba muy asustado, pues sabía que si lo cortaban, su sueño nunca se volvería realidad. El leñador dijo entonces: - "No necesito que el árbol que corte tenga alguna característica especial, así que tomaré este". Y cortó al tercer árbol.

Cuando el primer árbol llegó donde el carpintero, fue convertido en un cajón de comida para animales, y fue puesto en un pesebre y llenado con paja. Se sintió muy mal pues eso no era por lo que tanto había orado. El segundo árbol fue cortado y convertido en una pequeña balsa de pesca, ni siquiera lo suficientemente grande para navegar en el mar, y fue puesto en un lago. Y vio como sus sueños de ser una gran embarcación cargando reyes había llegado a su final. El tercer árbol fue cortado en largas y pesadas tablas y dejado en la oscuridad de una bodega.

Años más tarde, los árboles olvidaron sus sueños y esperanzas por las que tanto habían orado. Entonces un día un hombre y una mujer llegaron al pesebre. Ella dio a luz un niño, y lo colocó en la paja que había dentro del cajón en que fue transformado el primer árbol. El hombre deseaba haber podido tener una cuna para su bebe, pero esta cumplía su labor y protegió al bebé. El árbol sintió la importancia de este acontecimiento y supo que había contenido el más grande tesoro de la historia.

Años más tarde, un grupo de hombres entraron en la balsa en la cual habían convertido al segundo árbol. Uno de ellos estaba cansado y se durmió en la barca. Mientras ellos estaban en el agua una gran tormenta se desató y el árbol pensó que no sería lo suficientemente fuerte para salvar a los hombres. Los hombres despertaron al que dormía, este se levantó y dijo: - "Calma! Quédate quieto!", y la tormenta y las olas se detuvieron. En ese momento El segundo árbol se dio cuenta de que llevaba al Rey de reyes y Señor de señores navegando sobre él.

Finalmente, un tiempo después alguien vino y tomó al tercer árbol convertido en tablas. Fue llevado un viernes por las calles al mismo tiempo que la gente escupía, insultaba y golpeaba al Hombre que lo cargaba. Se detuvieron en una pequeña colina y el Hombre fue clavado al árbol y levantado para morir crucificado allí. Cuando llegó el domingo, el tercer árbol se dio cuenta de que él fue lo suficientemente fuerte para permanecer erguido en la cima de la colina, y estar tan cerca de Dios como nunca, porque Jesús había sido crucificado en él.

Cuando parece que las cosas no van de acuerdo a tus planes, debes saber que siempre Dios tiene un plan para ti. Si pones tu confianza en él, te dará grandes regalos a su tiempo. Recuerda que cada árbol obtuvo lo que pidió, sólo que no en la forma en que pensaban. No siempre sabemos lo que Dios planea para nosotros, sólo sabemos que sus caminos no son nuestros caminos pero... Siempre son los mejores.

jueves, 22 de noviembre de 2012

AL CACIQUE DEL CAMPITO


Tu proceder abusivo por el poder que te da tu posición te convierte en un bastardo que se enriquece con el trabajo del pobre, de aquel que necesita de unos pesos para malvivir, te sientes un benévolo dándole trabajo  a personas que solo explotas y que te hacen enriquecerte más, pobre bastardo que lejos estás de saber que tu Dios el dinero solo te hace valer en la tierra, abusas de las mujeres sin ponerte a pensar que naciste de una de ellas, pero como puedes valorar el vientre de una mujer si pareciera que a ti te parió una hiena que es igual o peor que tu, porque fue tu molde para ser el miserable que ahora eres, tienes a tu lado perros fieles... Esos que se venden por unos pesos mas y que son los que te ayudan a seguir explotando gente, sin ponerse a pensar que... ( TU CACIQUE ) terminarás por echarlos al fango cuándo ya no los necesites mas y así como un día ellos tomaron el lugar de otros, otros terminarán ocupando su lugar, saliste de las entrañas del infierno pero algún día volverás a las brazas del mismo así como ya han de haber vuelto todos los de tu estirpe y ahí ni tu Dios... El dinero podrá librarte de pagar por los abusos cometidos en tu paso por esta vida.


viernes, 16 de noviembre de 2012

No juzgues, no critiques, no condenes...


Cierto día un señor que estaba remodelando su casa salió donde su vecino a pedirle prestado su martillo para clavar unas puntillas y colgar allí sus cuadros más especiales. El vecino le dijo que su martillo se había perdido hacía algún tiempo y que el único que tenía martillo en ese barrio era el señor de la casa naranjada de dos pisos, pero que no se le ocurriera por ningún motivo ir a pedirle algún favor por que ese señor no era persona servicial y trataba mal a quien se acercara a su casa. El señor salió de la casa de su vecino y recogió la primera piedra que se encontró por el camino y se dispuso a clavar las puntillas, pero los golpes y las heridas en los dedos no se hicieron esperar. En varias oportunidades paraba su trabajo y se llenaba de valentía para ir a pedirle prestado el martillo al señor de la casa naranjada, pero desistía inmediatamente al recordar lo que le había dicho su vecino. Después de unos diez intentos se decidió y fue a tocar la puerta a la única persona que tenía martillo en el barrio, llevándose una sorpresa: un señor muy amable salió, abrió la puerta, lo hizo entrar, le ayudó a curar las heridas de sus dedos y finalmente le regaló un martillo que hacía veinte días había comprado para reemplazar el otro.

No nos formemos imágenes negativas de los demás, no nos llenemos de prejuicios que impiden entablar relaciones positivas, a través de comentarios o reflexiones reduccionistas de la forma de ser de quienes nos rodean. No cometamos este mismo error y recordemos siempre aquello que nos han repetido tanto, “no juzgue, no critique, no condene”.
Solemos ser volubles.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Tu existencia


Sin luz no hubiese color, sin agua no hubiera vida, sin ti a mi existencia lo mejor le faltaría...Y es que eres como el faro que orienta al pescador marcando mi horizonte, sol de mi amanecer, ocaso al atardecer, mi cielo lleno de estrellas, jardín de flores bellas... Dulce melodía inspiradora de mis versos, complemento de mi vida, maravilla del universo... Cuando estoy en tus brazos parar el tiempo quisiera, que el momento se enterneciera de un instante a la eternidad para no dejarte de amar, aunque mi corazón no latiera... Cual artista inspirado, tu belleza inmortalizaría, Leonardo envidia sentiría al comparar su Mona Lisa, Obregón pintaría la pureza de tu corazón cual musa de mi inspiración, Neruda exclamaría, Botero te esculpiría como una de sus gorditas y Rubén Darío no compondría más versos a Margarita...

Si la distancia se interpusiera cielos y mares atravesaría cual peligro no enfrentaría, como Ulises en su Odisea Romeo a su Julieta no amaría, ni don Quijote a Dulcinea... Cuando llegue lo inevitable buscaré la vida eterna para que sigas siendo mi reina inspiradora de mis versos, mi cielo lleno de estrellas, la razón de mi existencia. 

Nuestras posesiones


El peligro aquí en la tierra es el apegarnos a las cosas perecederas, debemos entender que las cosas que poseemos son nuestras solo temporalmente... Un hombre murió, y vio que se acercaba Dios y que llevaba una maleta consigo.Dios le dijo:
- Bien hijo es hora de irnos.
El hombre asombrado preguntó:- ¿Ya? Tan pronto? Tenía muchos planes....
- Lo siento pero es el momento de tu partida.
- Que traes en la maleta? preguntó el hombre.

Y Dios le respondió,- Tus pertenencias!!!
- Mis pertenencias?? Traes mis cosas, mi ropa, mi dinero?Dios le respondió:- Eso nunca te perteneció, eran de la tierra.
- Traes mis recuerdos?
- Esos nunca te pertenecieron, eran del tiempo.
- Traes mis talentos?
- Esos no te pertenecieron, eran de las circunstancias.
- Traes a mis amigos, a mis familiares?
- Lo siento, ellos nunca te pertenecieron, eran del camino.
- Traes a mi mujer y a mis hijos?
- Ellos nunca te pertenecieron, eran de tu corazón.
- Traes mi cuerpo?
- Nunca te perteneció, ese era del polvo.
- Entonces traes mi alma?
- No! Esa es mía.

Entonces el hombre lleno de miedo, le arrebató a Dios la maleta y al abrirla se dio cuenta que estaba vacía...
Con una lágrima de desamparo brotando de sus ojos, el hombre dijo:- ¿Nunca tuve nada?
- Así es, cada uno de los momentos que viviste fueron solo tuyos. La vida es solo un momento...
!!Un momento solo tuyo!!! Por eso, mientras estés a tiempo disfrútalo en su totalidad.

Que nada de lo que crees que te pertenece te detenga… 
Vive el ahora! Vive tu vida...!!! Y no te olvides de SER FELIZ, es lo único que realmente vale la pena! Las cosas materiales y todo lo demás por lo que luchaste, se quedan aquí...

¡NO TE LLEVAS NADA! Valora a quienes te valoran, no pierdas el tiempo con alguien que no tiene tiempo para ti.



De Francisco para mi...


Yo no soy pintor, ni sé pintar hermosos cuadros, estoy aquí para pintar de color rosa, tus ilusiones, estoy intentando dibujar tu cuerpo, pintarte antes de que amanezca, tu piel color manzana desnuda, siguiendo tus sutiles y delicadas, curvas, mi pincel pinta y se desvanece, quisiera desnudarte con la mirada, tocarte, besarte, bajo la luz de tus matices... Manchar de colores del arco iris tus deseos, estampar mi firma en medio de tu corazón enamorado... Es que tu eres un encanto de mujer, bella por naturaleza y de alma limpia y cristalina, como las gotas de lluvia al caer y en tu corazón hay un relicario lleno de gotas de amor... 

¿Y si fueras tú?, ¿Podrás curar mi dolor y llenarme de hermosas vivencias?... Tu sonrisa me devolvió la alegría y tus hermosas manos me despertaron las ganas de volver a amar y aun sin sentirlas. Cuando me abraces soñare con amarte y cuando te acaricie, soñare con que me ames.

¿Y si fueras tú?, ¿Habré estado equivocado?, descubro en tus ojos nuevos sentimientos y ocultas tu secreto.
Cubro tu boca con tiernas miradas y siento unas ganas inmensas de besarte... Me gustaría decirte mil frases dulces llenas de amor cuando estemos cerquita uno del otro, unidos en tierno abrazo, no sientas miedo cuando la estación cambie de invierno a primavera nacerá un nuevo amor... ¿Y si fueras tú? yo sería el hombre mas feliz del mundo...

P.D.
Este texto lo escribió un gran amigo, para mi...

Instantes


Cielo mío, le das a mi alma, alegría e ilusión, sueños y esperanza, logras hacer de un instante el mejor regalo que la vida me da... Instantes grabados en mi mente y corazón, instantes convertidos en una realidad inolvidable, instantes que se hacen eternos, cuando lejos de mi te encuentras, instantes en los que te extraño sin sentido, instantes que son nada en el tiempo, cuando los compartimos que me hacen desear mas estar junto a ti... Instantes vida mía, que aprovecho para besarte con la mirada instantes en que me acaricias con tus palabras, instantes atesorando tus sonrisas, instantes para ti y para mí, instantes colmados, de mi amor por ti, instantes cielo mío, solo instantes para sentir tu cariño, ternura y amor...

El provoca que mi alma se eleve por los cielos y encuentre la suya en una nube esperando por mí, con la madurez que me da la hermosa edad otoñal y sus manos abiertas para recibir las mías, el conoce mis temores, mis deseos, mis miedos, el sabe cuando siento pena, dolor, angustia y cuando estoy feliz...

El hombre que amo tanto me sacó del letargo, me mostró que en la Tierra hay ángeles sin alas que caminan a nuestro lado, que velan por nosotros de una manera especial... Que aunque no podamos distinguirlos o verlos, ellos están siempre cuidando de nosotros... Y el ha sido un Ángel enviado por Dios que transformo mi vida, pasando de un infierno a una Gloria en la cual quiero permanecer por siempre a su lado.

De Francisco para mi...


En el paraíso de tus ojos, me pierdo porque estoy perdido, en la paz de tus labios, me encuentro porque estoy contigo, en el universo de tu alma, sabes a silencio y a sueños, con melodías de ternura y tacto de deseo, sabes a mi mundo, sabes a todo, sabes a amor... Con todo respeto y admiración para ti... Juana Carolina tu nombre esta rodeado de belleza y hermosura, tus virtudes son legendarias, tu hermosa voz es el canto del alma... Juana Carolina el diamante más puro, no tiene tu hermosura porque tú llevas una corona de estrellas... Y un sagrario es tu corazón... Juana Carolina los sueños nunca finalizan, en los corazones que se enamoran, las almas gemelas se recrean y regocijan en el amor perdurable... Juana Carolina tu nombre tiene la gentileza de una emperatriz... Reina y soberana insuperable del amor, que en secreto y gracia eres la flor, que florece en mi ventana. Con admiración y respeto para ti... Dentro de los más admirables que tienes es tu hermosa edad otoñal, porque disfrutan todo lo bello de la vida, la brisa del mar, el azul del cielo, el perfume de una rosa, el color de la naturaleza, una tarde de verano cálido y sensual, valoras mucho una bonita amistad, disfrutas el amor plenamente en su expresión ideología, con madures y responsabilidad, eso te hace ser una mujer llena de encanto y belleza...



Sabes a todo...


Sabes a silencio y a sueños, con melodías de ternura y tacto de deseo, sabes a mi mundo, sabes a todo, sabes a amor... Mi objetivo son tus emociones, una a una, quiero verte feliz, riendo aun cuando haya tristezas, llorando sonrisas, mi objetivo eres tú... Ahora puedo oírte, puedo sentir tu silencio, puedo recorrer con mis besos tu ser y soñar con tus labios, puedo hasta escuchar tu melodiosa voz, aún cuando estés lejos y seas toda nostalgia. El sol y la luna son opuestos, el uno del otro más sin embargo en la conjunción de amor forman el más bello acto... El eclipse de luna es tan bello que hasta la misma Afrodita se muere de celos de este inmenso amor que se profesan los Astros Celestes... Dándose la magnificencia y excelsitud, llenando de amor el universo la naturaleza en su sabiduría creo el amor para la unión...
Mi vida que distante esta la luna no la puedo tocar, solo la puedo admirar. Que cerquita estoy de tu corazón y de poder ser amada por el...

Mujer



Mujer de manos bellas.
Y suaves como el terciopelo.

De corazón ardiente.De angelical figura.
De dulce mirada y bella sonrisa.
Que expresa el sentimiento. 
Del amor limpio y cristalino.
Como las gotas de lluvia al caer.
En el otoño de tu vida. 
Haces renacer nuevas ilusiones. 
De amor salvaguardando el amor eterno...
He llegado a este mundo imaginando tu ser, ideando tu figura, pero mi mente no ha de formar una descripción tan maravillosa... Porque no me he de conformar con tan solo esta descripción inconclusa, si para mi esta pequeña ideología tuya provoca en mi los sentimientos más profundos.

Pero mi corazón no se resigna al hecho de no poder llegar a tenerte en mis brazos, rozar tus labios de miel, sentir tu sutil aroma, el solo anhelo de llegar a reflejar tus ojos en los míos hace que mi corazón se sumerja en un éxtasis infinito.

¿Dónde te puedo encontrar? ¡es lo que no se!, tan solo eres una ilusión inconclusa, un sueño, que me hace feliz pero ala vez me atormenta.

El amor y el tiempo


Había una vez una isla muy linda y de naturaleza indescriptible, en la que vivían todos los sentimientos y valores del hombre; el buen humor, la tristeza, la sabiduría… Como también, todos los demás, incluso el amor. 
Un día se anunció a los sentimientos que la isla estaba por hundirse. 

Entonces todos prepararon sus barcos y partieron. Únicamente el amor quedó esperando solo, pacientemente, hasta el último momento. 
Cuando la isla estuvo a punto de hundirse, el amor decidió pedir ayuda. 

La riqueza pasó cerca del amor en una barca lujosa y el amor le dijo: “Riqueza… ¿Me puedes llevar contigo?” 

No puedo porque tengo mucho oro y plata dentro de mi barca y no hay lugar para ti, lo siento, amor… Entonces el amor decidió pedirle al orgullo que estaba pasando en una magnifica barca. “Orgullo te ruego… ¿Puedes llevarme contigo? 
No puedo llevarte amor… Respondió el Orgullo: Aquí todo es perfecto, podrías arruinar mi barca y ¿cómo quedaría mi reputación? 
Entonces el amor dijo a la tristeza que se estaba acercando: “Tristeza te lo pido, déjame ir contigo”. No amor… Respondió la Tristeza. Estoy tan triste que necesito estar sola. 
Luego el buen humor pasó frente al amor, pero estaba tan contento que no sintió que lo estaban llamando. 

De repente una voz dijo: “Ven amor te llevo conmigo”. El AMOR miró a ver quien le hablaba y vio a un viejo. El amor se sintió tan contento y lleno de gozo que se olvidó de preguntar el nombre del viejo. 
Cuando llegó a tierra firme, el viejo se fue. El amor se dio cuenta de cuanto le debía y le pregunto al Saber: “Saber, ¿puedes decirme quien era este que me ayudo?”. 
”Ha sido el Tiempo”, respondió el Saber, con voz serena. 
¿El Tiempo?… Se preguntó el amor. ¿Por qué será que el tiempo me ha ayudado? 

Porque solo el Tiempo es capaz de comprender cuan importante es el AMOR en la vida.


Entre dos amores


Me encuentro entre dos amores, entre tu recuerdo y un nuevo amor, suspiro en cada rincón y no se por quien de los dos es, solo se que a ti no puedo olvidarte y a el lo amo cada día mas, tu esencia quedo en mi y de el la mirada que no puedo olvidar, tu nombre escribo sobre una hoja con un corazón y una flecha incrustada y de el sus besos que no me quiero quitar, solo una palabra diré de lo que siento por ti y esa es una obsesión que haz dejado en mi, y de el un gran amor que deseo tener por siempre y para siempre, no se porque me siento así, envuelta en esta pasión que no me deja vivir y con el es un amor que quiero tener, pero no se a quien de los dos amo mas, si es mas fuerte la obsesión o el amor, la pasión o el deseo, cual de los dos amores es mas fuerte en mi vida, cual de los dos sentimientos cala mas en mi vida... La pasión que tu despiertas en mi o el gran amor que vivo a su lado.


La sabiduría de los niños



Un niño de 10 años estaba parado, descalzo, frente a una tienda de zapatos apuntando a través de la ventana y temblando de frío. Una señora se acercó al niño y le dijo: "Mi pequeño amigo ¿qué estás mirando con tanto interés en esa ventana?". La respuesta del niño fue: "Le estaba pidiendo a Dios que me diera un par de zapatos"
La señora lo tomó de la mano y lo llevó adentro de la tienda, le pidió al empleado que le diera media docena de pares de medias para el niño. Preguntó si podría prestarle una palangana con agua y una toalla. El empleado rápidamente le trajo lo que pidió. La señora se llevó al niño a la parte trasera de la tienda, se quitó los guantes, le lavó los pies al niño y se los secó con la toalla. Para entonces el empleado llegó con las medias, la señora le puso un par de ellas al niño y le compró un par de zapatos. Juntó el resto de las medias y se los dio al niño. Ella acarició al niño en la cabeza y le dijo: "¡No hay duda pequeño amigo que te sientes más cómodo ahora! " Mientras ella daba la vuelta para marcharse, el niño la alcanzó, la tomó de la mano y mirándola con lágrimas en los ojos le preguntó: " ¿Es usted la esposa de Dios?

Como ser bella...


La belleza de una mujer no está en las ropas que usa, en su figura o la forma que peina su pelo. La belleza de una mujer se ve en el interior de sus ojos.Para labios atractivos: Habla con palabras amables.
Para ojos adorables: Busca lo bueno en las personas.Para una figura esbelta: Comparte tu comida con el hambriento.
Para un cabello hermoso: Deja que un niño pase sus dedos a través de ellos una vez al día.
Para el porte: Camina con el conocimiento de que nunca caminarás sola.

Las personas, aun más que las cosas, tienen que ser reafirmadas, renovadas, revitalizadas, reclamadas y redimidas. Nunca pases por encima de nadie.
Recuerda, si alguna vez necesitas una mano que te ayude la encontrarás al final de tu propio brazo.
A medida que envejeces, descubrirás que tienes dos manos, una para ayudarte, la otra para ayudar a los demás.

La belleza de una mujer debe verse en el interior de sus ojos, porque esa es la puerta al corazón, el lugar donde habita el amor... La belleza de una mujer no está en su rostro, pero la verdadera belleza en una mujer está reflejada en su alma... Es el cuidado que amorosamente da, la pasión que ella muestra, y la belleza de una mujer sólo crece con el pasar de los años...



jueves, 8 de noviembre de 2012

Diferencia entre mujeres maduras y las inmaduras


Estos son sólo algunos ejemplos que puedo darte para que empieces a buscar esos defectos de carácter que tal vez puedas tener y que no ayudan en nada.

Las mujeres inmaduras quieren controlar al hombre en sus vidas.

Las mujeres maduras, saben que si el hombre es realmente suyo, no hay necesidad de control.

Las mujeres inmaduras te gritan porque no las llamas.

Las mujeres maduras están demasiado ocupadas y solo se limitan a decirles con poemas y mensajes dulces que la recuerdes.

Las mujeres inmaduras monopolizan el tiempo de su hombre.

Las mujeres maduras se dan cuenta de que un poco de espacio, hace del tiempo juntos algo más especial.

Las mujeres inmaduras no perdonan, se castigan y castigan por el rencor.

Las mujeres maduras perdonan, ofrecen su hombro y un pañuelo.

Las mujeres inmaduras tienen miedo de estar solas.

Las mujeres maduras lo utilizan como tiempo para su crecimiento personal.

Las mujeres inmaduras ignoran a los buenos hombres.

Las mujeres maduras ignoran a los malos.

Las mujeres inmaduras lastimadas por un hombre, hacen que todos los hombres paguen por eso.

Las mujeres maduras saben que fue sólo un hombre y nada más.

Las mujeres inmaduras se enamoran y persiguen sin descanso.

Las mujeres maduras saben que algunas veces el que tu amas, te amará y si no, continúan su camino sin rencor.

Las mujeres inmaduras te hacen que vuelvas a casa.

Las mujeres maduras hacen que quieras siempre volver a casa.

Las mujeres inmaduras dejan su agenda abierta y esperan a que su hombre hable para hacer planes.

Las mujeres maduras hacen sus planes y cariñosamente notifican a los hombres para que ellos se integren como mejor les convenga.

Las mujeres inmaduras leerán esto y harán una mueca.

Las mujeres maduras lo pasarán a otras mujeres maduras.

En fin, tu decides eres mujer madura o mujer inmadura.

Recuerda que los cambios están dentro de ti.


Para una gran amiga



Mi amor siempre estas en mi pensamiento. Siento la necesidad de verte.
De decirte lo mucho que te extraño.
Te amo con la misma intensidad...
Con la que aman los hombres de verdad.
Siento que necesito verte.
Sentir tus besos y tus caricias.
Sentir tu aliento cerca del mió...
Amor mío los sueños nunca finalizan. 
En los corazones que se enamoran.
Las almas gemelas se recrean. 
Y regocijan en el amor perdurable...
Amor no abandones tus sueños.
Vive incansablemente por lograrlos.
No te permitas el arrepentimiento. 
Irreversible de encontrar el verdadero amor... Juana Carolina para ti con todo respeto y admiracion...
Es que tu eres un encanto de mujer
Bella por naturaleza y de alma limpia y cristalina... Como las gotas de lluvia al caer y en tu corazón hay un relicario lleno de gotitas de amor...
Eres una bella flor que con su color y su perfume llenas de amor y cariño el mundo que te rodea y que vive bajo el cielo de Guanajuato... Que afortunado ha sido Rubén al ser el dueño de tu amor ya que no solo eres hermosa por fuera, sino también por dentro, eres una bella dama y una gran mujer mi admiración y mi respeto por siempre ante una gran señora, mi gran amiga Juana Carolina... Felicidades Rubén enhorabuena para ambos y sigan disfrutando de su gran amor.
P.D.
Muchas gracias a mi gran amigo Francisco por esto que escribió para mi y lo quise compartir con ustedes...

Fábula del tonto


El que se hace el tonto conoce perfectamente su sabiduría y también sus limitaciones, además las reconoce públicamente, y no alardea de sus capacidades.
Se cuenta que en una ciudad del interior, un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños recados y recibiendo limosnas.

Diariamente, algunos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de 50 centavos y otra de menor tamaño, pero de 1 peso.

Él siempre tomaba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió:
- Lo sé señor, no soy tan tonto..., vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el jueguito se acaba y no voy a ganar más mi moneda.

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

La primera: Quien parece tonto, no siempre lo es.
La segunda: ¿Cuáles son los verdaderos tontos de la historia?
La tercera: Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos.
La cuarta: y la conclusión más interesante: Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.

MORALEJA: El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser tonto delante de un tonto que aparenta ser inteligente...
Aveces nos mofamos de alguien, que lo consideramos tonto, y al final, terminamos siendo mas tontos.


Hay una mujer a nuestro lado que...


Hay una mujer a nuestro lado a la que no valoramos lo suficiente, pero si muere daríamos todo por poder recibir de ella una sola mirada, un abrazo.
Que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados.
Una mujer que siendo joven, tiene la reflexión de una anciana y en la vejez trabaja con el vigor de la juventud.
Una mujer, que si es ignorante, descubre con más acierto los secretos de la vida que un sabio, y si es instruida se acomoda a la simplicidad de los niños.Una mujer, que siendo pobre se satisface con los que ama, y siendo rica daría con gusto sus tesoros por no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud.
Una mujer que siendo vigorosa, se estremece con el llanto de un niño, y siendo débil se reviste a veces con la bravura de un león.
Una mujer que mientras vive no la sabemos estimar, porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero después de muerta daríamos todo lo que poseemos por mirarla de nuevo un solo instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus labios.
De esa mujer no me pidas el nombre, si no quieres que empape en lágrimas el pañuelo... " Es mi madre ".